Como elegir las fotos

El fotolibro es una 'capsula' que guarda nuestros recuerdos en fotos. A veces, como en una boda, un gran cumpleaños o simplemente un viaje, entre otra cosas, la cantidad de fotografías que hacemos sobre un mismo momento son muchas. Por eso, y por que seguro se lo vas a mostrar a familiares y quizás a tus hijos, se piensa mucho en seleccionar las fotos que van a aparecer en él.



Acá hago una apreciación: Si sos fotógrafo profesional y vas a armarle un fotolibro a tus clientes y ellos van a seleccionar las fotos, es casi una obligación compartirles una galería fotográfica para que puedan ver y separar fotos rápidamente. Si nuestro cliente tiene que encender su computadora, descargar, descomprimir y luego quizás abrir una por una cada foto eso va a retrasar la selección. Suscribite a nuestro blog para futuras recomendaciones de herramientas.

Si estás por tu cuenta (o querés info para orientar a tus clientes) y tenes todas las fotos en digital vamos por un par de tips:

  • Es muy importante saber cuantas fotos tendremos que seleccionar, un gran paso es asesorarte con el tipo de fotolibro y tamaño. Lo más estético y práctico es un libro de no más de 25 páginas (si es de hojas rígidas) y de 85 páginas (si es de hojas blandas). Ver: Como elegir un fotolibro Boda
  • Lo ideal es separar por capítulos y poner en carpetas cada uno, ejemplo: Iglesia, Recepción, Entrada al salón, Vals, Baile, etc. O si es un viaje, lo podemos separar por lugares o días.
  • Luego podemos empezar a filtrar por la similitud entre foto y foto, ejemplo en estas fotos salimos mirando al mar sentados, sólo que en una nos abrazamos y en la otra no. En ambas son dos personas sentadas mirando el mar en la arena, sólo que en una pueden ser dos hermanos y en la otra da la sensación de pareja/unión, entonces, dependiendo la historia que queremos contar en nuestro libro, elegiremos una o la otra, pero no ambas, ya que en síntesis tienen el mismo fondo y dicen lo mismo.
  • Siguiendo el punto anterior: Tenemos que pensar que historia queremos dejar en el libro, más ejemplos: si es una boda podemos pensar en poner más fotos de los novios que de los invitados en sí, entonces podemos ir descartando fotos donde estén los invitados sin los novios (menos de la familia de cercanía como abuelos, padres, etc). O si es un viaje es válido pensar en poner más fotos de paisajes que de las personas viajeras. Pensar en esto nos establece un criterio a la hora de empezar a descartar fotos cuando todavía tenemos muchas, otra opción es elegir un fotolibro más grande.
  • Tenemos que pensar también que está la opción de hacer una cajita con un pendrive especial para guardar las fotos que no queden en la selección, por eso no lamentemos las fotos que no pudimos poner dentro del diseño.

Para cerrar nos gustaría decir que no hay malas selección de fotos, solo tienen que poner las fotos que amen y no las que 'todo el mundo' dicen que tienen que estar. 

¿Ya tenés seleccionadas tus fotos? Querés que te ayudemos a saber cual es tu fotolibro ideal, escribinos!


 WHATSAPP