Libro de hojas Blandas

En entradas anteriores miramos que eran los fotolibros de hojas rígida y sus diferentes versiones (ver aca: ¿Que es un fotolibro de hojas rigidas?  y aca: Comparacion Hojas Rigida) Aunque un fotolibro de hojas blandas también tiene la premisa de llevar impresas fotos dentro, sus características difieren mucho de un libro de hoja rígida. Repasaremos en 3 puntos de cuales son sus mayores virtudes y cuales sus diferencias.



Lo primero que notamos al abrir un fotolibro de hojas blandas es que su tipo de encuadernación es radicalmente diferente a un libro de hojas rígidas, esto es porque su tipo de impresión también lo es, se imprimen en offset ilustración de 150 a 200grs/m2 doble cara.

Para mantener sus hojas firmes, generalmente se suelen hacer con un cosido o pegado en el centro. En ambos casos con el mismo resultado estético pero el cosido es perdurable al paso del tiempo mientras que el pegado depende mucho de la materia prima usada.

Esta técnica de impresión y encuadernado nos deja un libro muy practico a la hoja de transportarlo y guardarlo. Podemos dejarlo en nuestra mesa de de living o café y tenerlo muy a mano a la hora de mostrarlo a nuestros invitados. En eventos de muchos invitados se suele usar como libro de books mostrando solo fotos (sin espacio para firmas)

Sus tamaños van desde 15x20 a 40x60 (tamaños de libro abierto)





La cantidad máxima que podemos poner en nuestro libro es clave al momento de elegir uno. Esto sera determinante para que nuestro diseño quede limpio, ordenado y evitar demasiadas fotos por pagina.

El numero de paginas disponibles en un fotolibro de hojas blandas es de hasta 85 pags. (eso equivaldría a 170 carillas) entonces, el abanico en la cantidad de fotos que podemos diseñar es muy grande! Por ejemplo: Imaginemos que hacemos un diseño de 2 fotos por carilla, nos quedaría un fotolibro con 340 fotos.

En este punto es relevante destacar que la cantidad de fotos que podemos poner por pagina es acorde al tamaño del libro. Es decir, en un libro 30x80 podremos poner mas fotos por pagina que en un libro 30x45 (siempre hablando de tamaños abiertos).

Como mencionamos en el punto anterior, una ventaja en comparación de un fotolibro de hojas rígidas es que sus paginas al ser blandas (y por lo tanto de menor grosos) produce un libro menos abultado por lo tanto al agregar paginas el efecto sobre el espesor del libro es poco.




Ya sea que seamos fotógrafos que ofrecen sus en un fotolibro o que queramos dejar la huella para siempre de nuestro viaje, el valor en muchos casos es un factor determinante para elegir un producto.

En este aspecto el fotolibro de hoja blandas es un ganador sin competencia, su rendimiento-valor es excelente,
comparamos con un fotolibro de hojas duras, un libro de hoja blanda, puede costar hasta 40% menos. 

Esto es también un gran alivio cuando se nos presentan una gran cantidad de fotos a la hora de armar nuestro diseño, ya que la combinación de su capacidad máxima de paginas y su bajo valor nos permite no dejar de lado ninguna foto.

Algo a destacar es que para en mercados de gran volatilidad de precios, este libro suele ser el menos afectado.

Esperamos haberte ayudado a despejar dudas:

Si queres saber mas sobre fotolibros de hojas blanda comunícate a nuestro whatsapp.


ESCRIBINOS!